OXIDO: Quienes somos?

Hola a todos:

Somos OXIDO, uno de los programas radiales dedicados a la música Metal más viejos de la República Argentina: nuestra primera emisión data de julio de 1995. O sea que hemos llegado a la nada despreciable cifra de diecinueve años en el aire!

Transmitimos los domingos entre las 23 y la 1, hora de Buenos Aires, a través de la sintonía 103.7 Mhz de la Radio Local de la ciudad de Chivilcoy, en la zona central de la provincia de Buenos Aires. La antena de la emisora alcanza aproximadamente treinta y cinco kilómetros a la redonda de esta ciudad. Y para quienes están más allá, nos pueden escuchar por internet en http://radiolocalfm.com.ar/.

Asimismo, contamos con varias repeticiones semanales:
Lunes a las 20 hs. por Demontre Radio de General Roca (Río Negro): http://demontreradio.com.ar/ ; martes a las 22 hs. por Portal Metal Radio de Villa Constitución (Santa Fé): http://portalmetal.com.ar ; miércoles a las 2 hs. por 103.7 Mhz Radio Local de Chivilcoy (Buenos Aires): http://radiolocalfm.com.ar y a las 18 hs. por Metal Fox Radio de Buenos Aires: http://metalfoxweb.com.ar/radio-metal-fox ; jueves a las 23 hs. por 103.7 Mhz Radio Local de Chivilcoy (Buenos Aires): http://radiolocalfm.com.ar ; viernes a las 22 hs. por Extreme Metal Radio de Ciudad Autónoma de Buenos Aires: http://extrememetalradio.com.ar ; y sábados a las 14 hs. por FM Schenker de Posadas (Misiones): http://fmschenker.blogspot.com .

Tratamos de llevar adelante una propuesta entretenida, incluso para aquellos a quienes no les agrade la música metálica. Y en general le damos prioridad a las bandas del under nacional e internacional, más que a las ya consagradas.

Con el paso de los años hemos podido organizar eventos en nuestra ciudad (de aproximadamente ochenta mil habitantes), convocando a agrupaciones como Azeroth, She Devils, Carnarium, Sarkástica, Pandemia, Vivian Black, Histeria, Mortuoria, For Everness, Dark Whisper, Dóminus Inferi, Solsticio, Ab Aeterno, The Unborn, etc.. También conciertos acústicos en el estudio de la emisora, por donde desfilaron Lúmine Críptica, Ab Aeterno, Harpoon, Xaeclum Nosferatus, Inazulina, The Cash, y bandas locales.

Y también hemos acumulado entrevistas a casi todas las bandas de la escena nacional. Entre las más recordadas: Ricardo Iorio, Beto Zamarbide (por V8 y Logos), Adrián Barilari, el Tano Romano (por Hermética, Malón, Visceral), Christian Vidal (por los suecos Therion!), Boff Serafine (por Riff), Hugo Benítez (por Horcas y Metralla), Eddie Walker (por Lethal y Razones Concientes), Gustavo Rowek (por V8, Rata Blanca, Nativo e Ian), Tito García (por Lethal), Bin Valencia (por Almafuerte), Leonor Marchesi, Mario Ian (por Ian, Alakrán, Hellion, Devenir y Rata Blanca), Tony Scotto (por Hermética y Motor V), Carina Alfie, Tren Loco, Saúl Blanch, Larry Zavala, Carlos Kuadrado (por Malón), Juan Carlos "Olaf" Mangialavore (por El Dragón, ex Chykle), Bloke, Dhak, Devastación, Exterminio, Attaque 77, Pocho Andrade (por Hurling Metal), Teresa Salto (ex mánager de Horcas), Roberto Cosseddu (actual mánager de Horcas), Vórax, El Reloj, Lorihen, Vivian Black, Hugo Bistolfi, Iván Sención (por Jerikó y Watchmen), Kamikaze!, Enrique Gómez Yafal & Martín Knye (por KZ4!), Andrea Eberon & Mags Alpha (por Amanecer & Punisher), Holy Shire (desde Milán), Asspera, Bloodparade, Metralla, Serpentor, Patán, Imperio, Renacer, Bertoncelli, Azeroth, Hellion, Mastifal, Jason, Plan 4, Magnos, Beto Vázquez Infinity, Javier Bagalá, La Bestia, Sarkástica, She Devils, Zoofilia, Carnarium, Lucho Passeri, Sarcoma, Sélidor, Pandemia, Estoy Konfundida, The Cash, Natividad, Enchained Souls, Twilight, Kefrén, Eydillion, Histeria, For Everness, Prion, Climatic Terra, Las Brujas, Mojón, Necrophiliac, Ab Aeterno, Hellvox, Venus Física, Harpoon, Inazulina, Betrayer, Dark Whisper, Xaeclum Nosferatus, Demise de Venezuela, Custom 71, Matan S.A., Hélker, Akrida, Bruthal 6, Ethernia, Horror Biz, Dragonauta, Cruzdiablo, Matías Ochoa, Furia Genética, Eucrasia, Melancohólicos, Calvario, Dominus Inferi, Eternal, Lingerbliss, Hate Fusion, Predador, Speranthas, Chrisallys, Seed of Sorrow, Insight, Kid Gloves, Sleepin Brains, Dyozz, B.A.R.I., Arreando Bestias, Bigart, C.R.U.S.H., Insigne, Eva, Lúmine Críptica, Velocidad 22, The Unborn, Hibakushas, Vorkuta, Lady Macbeth, Abeydón, Boltrein, Idillicah de Paraguay, Insobrio, Perpendicular, Moonlight Asylum, Extrema, Senthencia, En Negro, Bleakness, Gusano's Hellmachine, Albedrío, Acid Rain, III Día, Coral, Cinnamun Beloved, Arthois, Jakks, Alejandra Mesliuk, Dios Ha Muerto, Gunner, Soul Apart, Thorcke, Priscila Byrnes, Thabu, Antimateria, Leonardo Esjaita, After Dreams, Arden, Miseria, The Last, Arraigo, Oprha, Numinis, Raza Fuerte, Killing Season, Sombra Inerte, Criptofonia, FFabo, Khodex, 3rd. Track, Instinto Salvaje, Metal Anger, Aniron, Mi Propia Necrológica, Exceed, Alma Mátter, Ravioles, Mística Power, Matvey, Balrog, Spanish Fly, Osamenta, Daemon Lost, Ariadna Project, etc..

Aquí les ofrecemos este espacio en la web, que vendría a ser la página oficial de OXIDO, la cual cuenta con secciones especialmente dedicadas.

También contamos con otros sitios donde pueden visitarnos y contactar:

Facebook 1: http://facebook.com/OxidoMetalChivilcoy
Facebook 2: http://facebook.com/OxidoChivilcoyRadio
Grupo OXIDO METAL CHIVILCOY: https://www.facebook.com/groups/219640468200343/

Twitter: http://twitter.com/OxidoChivilcoy

Web: http://oxidometalradio.blogspot.com


Esperamos que les sean de utilidad y agrado!

Un gran saludo y nuestro sincero agradecimiento para todos ustedes por tantos años de aguante!


www.cerotec.net

OXIDO en Twitter:

Seguir a OxidoChivilcoy en Twitter

lunes, 31 de mayo de 2010

ZZ Top en Estadio Luna Park: la auténtica fiesta del Bicentenario


Miércoles 26 de mayo en Buenos Aires: la tan mentada fiesta del Bicentenario, que aglomeró a un par de millones de personas en torno al Obelisco porteño ya era pasado. El presente ahora era el camino hacia el máximo templo bajo techo donde una banda de Rock puede aspirar a tocar en este país: el mitológico Estadio Luna Park, escenario de las más grandes veladas, aprestándose a cobijar por primera vez al histórico trío ZZ TOP, formado nada más ni nada menos que hace... cuarenta y un años!!! Amigos: si ésta no es una institución del Rock'n'Roll, de qué estamos hablando??

Mientras ingresábamos en el reducto de Corrientes y Bouchard, nos preguntábamos qué clase de público íbamos a encontrar en esta fecha: Rockeros? Si. Motoqueros? También. Heavys? Sin duda. Rollingas? Menos mal que no. Gente que iba desde los veinte a los casi setenta años? Por supuesto! El buen Rock no sabe de edades; y los espectadores que siendo las 21:35 hs. en punto, prácticamente colmaban las instalaciones del Luna, tampoco. Sólo sabían que iban a vivir una noche inolvidable, aunque no fueras fanático del trío de los hombres barbados.

Cuando a la hora mencionada se apagaron las luces, y tras una mecánica intro se empezaron a escuchar los primeros acordes del tema de los tejanos que más me gusta, "Got Me Under Pressure", supe que iba a estar ante uno de los mejores shows de los últimos tiempos. Y me pone feliz decirles que no me equivoqué.

ZZ TOP es conocida mundialmente por ser la banda de esos extraños personajes de largas barbas, su marca de fábrica: Billy Gibbons (cantante y guitarrista) y Dusty Hill (cantante y bajista), más el poco barbado y también poco simpático Frank Beard en la batería. Sus rostros totalmente ocultos bajo sombreros, anteojos negros y las mencionadas exageraciones capilares, son inconfundibles dentro del mundo de la música.
Pero lo que verdaderamente sustenta la leyenda que hoy en día es ZZ TOP ("La Vieja Bandita de Texas") es su sonido: crudo, poderosísimo, y súper ganchero. La guitarra de Billy Gibbons es el rasgo más distintivo del estilo único de los tejanos: sobre ella descansa gran parte del poder del trío, muy bien secundada por los eficaces y rítmicos tambores del inexpresivo Beard, más el bajo desbordante de groove de Dusty Hill.

El arranque fué acompañado con una respuesta un tanto fría de parte del público en el campo: un poco por la emoción de ver a estos singulares sujetos a pocos metros, otro poco por el amontonamiento que no permitía grandes movimientos, y otro poco por la edad promedio de la masa: pongámosle unos cuarenta.

Esta primer parte del show se centró en temas bastante lentos y bluseros, con algunos pasajes instrumentales prolongados. La gente fué calentando lentamente los motores, y cada canción que pasaba era acompañada por una ovación al cierre de las mismas.
La segunda mitad, en cambio, ofreció lo que casi todos fueron a buscar: una interminable seguidilla de hits, temas pegadizos y muy radiados en su momento, los cuales prácticamente todos conocían. Y cada canción que pasaba, aumentaba la fiesta, la excelente recepción de parte de los presentes, y la notable simpatía y buena onda de Gibbons y Hill. Beard no, ni siquiera se dignaba mirar a sus fanáticos.

Entre las composiciones que fueron desfilando, podemos citar "Waitin' For The Bus", "Jesus Just Left Chicago", "Pincushion", "I'm Bad, I'm Nationwide", "Future Blues", "Rock Me Baby", "Cheap Sunglasses", "I Need You Tonight", "Hey Joe", "Brown Sugar Play Video", "Francine", "Party On The Patio", "Just Got Paid", "Gimme All Your Lovin'" (hitazo!), "Sharp Dressed Man" (otro hitazo!!), y "Legs" (ídem a los dos anteriores); dejando para los bises a "Viva Las Vegas", "La Grange" y el cierre definitivo con "Tush", ante el delirio generalizado... Faltó "Doubleback" para que la fiesta fuera completa, pero ésta es sólo la opinión de un fanático del sonido ochentoso...

Gibbons y Hill se dieron tiempo para dialogar entre ellos, jugar un sketch con dos señoritas de la producción, arengar y poner en práctica sus curiosos y acompasados pasitos de baile. Además de mostrarnos su sorprendente colección de guitarras y bajos, llevándose las palmas ese par de color blanco que parecen hechas de algodón, o de lana de ovejas... :)

La voz de Gibbons se mantiene en muy buena forma, siempre ronca y cascada; pero lo que nos sorprendió muy gratamente fueron las cuerdas vocales de Dusty Hill: absolutamente impecables, y poseedoras de una claridad y un caudal que nos dejó perplejos.

Otro importante aspecto visual fué la multicolor batería de Frank Beard, coronada por el detalle de las "llantas móviles" que ocupaban los bombos, girando a lo largo de todo el show.

Detrás de los músicos, una pantalla gigante mostró un ininterrumpido desfile de imágenes, especialmente en aquellas canciones más exitosas de los tejanos, las que estuvieron acompañadas de los correspondientes videoclips.

El concierto duró aproximadamente unos cien minutos, dejando a todos con ganas de escuchar algún par de temas más, pero ampliamente satisfechos por lo visto: una de las bandas más legendarias del Rock de todos los tiempos, difícil de encasillar, pero terriblemente fácil de apreciar.
Si te gusta el Heavy, el Hard Rock, o el Rock intenso onda AC/DC y no fuiste a ver a ZZ TOP, te va a faltar una materia para terminar tu carrera.

Comentó: Javier Parente, para OXIDO.
Foto: Javier Parente.-

JEFF SCOTT SOTO & ERIC MARTIN en El Teatro Flores, 21/5/2010


El viernes 21 de mayo, el cantante JEFF SCOTT SOTO (ex Yngwie Malmsteen, Axel Rudi Pell, Talisman, Journey, etc.) (foto) hizo su presentación junto a ERIC MARTIN (legendaria voz de los disueltos Mr. Big). La fecha pactada en un primer momento para El Teatro Colegiales fue pasada a su homónimo de Flores, lugar en el cual también tendría cabida en segundo turno la realización de una Fiesta Glamnation, teniendo como epicentro de la misma la actuación de los norteamericanos L.A. Guns. Como podrá percatarse el lector, estábamos ante una auténtica festividad del Hard Rock.

Luego de sobradas peripecias para llegar desde el Microcentro porteño hasta el reducto de Flores, arribamos a las 19:45 hs., momento en el cual no había ninguna banda invitada, hasta que a las 20:05, y de manera inesperada, se corría el telón e iniciaba su actuación JEFF SCOTT SOTO. Algo sorpresivo no sólo para quien escribe estas líneas, sino también para otro montón de gente que fue llegando a medida que el neoyorkino desarrollaba su set.
Sin dudas, la víspera del fin de semana largo, como así también una grilla distinta a la imaginada, han incidido de manera decisiva en la escasa cantidad de público presente en los primeros instantes. Poco le importó esto al vocalista, quien inició su actuación con todas sus energías. Piezas como “21st Century”, “Soul Divine”, “On my Own”, “Drowning”, “Our Song” , “Eyes of Love”, una acertadísima version de “Holy Diver” (del fallecido prócer Ronnie Dío), “Insanity Desire, One Love”, “We Will Rock You”, “Stand up and Shout” y “Since You've Gone”, son una muestra clara de lo que fué un recital que en contados momentos bajó la intensidad con las baladas típicas del estilo.

JSS es un FRONTMAN (así, con mayúsculas!) que transmite energía, despliega pequeños bailecitos, hace poses, engancha al público haciéndolo participar, maneja el español, repite una y otra vez el “Thank you so much!!” y cuenta anécdotas divertidas, pero cuidado… todo eso respaldado por una de las mejores voces de la actualidad, si de música pesada se trata.

El cuarteto de músicos que lo acompaña se compone de Jorge Salán (ex guitarrista de Mago de Oz), en guitarra solista y coros, Fernando Mainer en bajo y coros, Edu Cominato en batería y coros y B.J. en guitarra rítmica, teclados y coros. Un elenco de lujo, de acuerdo al despliegue mostrado por cada uno en su respectivo instrumento; en especial lo del guitarrista madrileño, quien con su solo mostró sus fuertes influencias de música clásicas (por ejemplo, Bach) dejando a más de uno boquiabierto por la velocidad, la precisión y la melodía que emanaba del mágico instrumento de seis cuerdas.
Si hablamos del quinteto en sí, uno de los puntos fuertes fueron las cinco voces sonando al unísono en varios pasajes del set. En este aspecto resaltamos el desempeño del multiinstrumentista B.J., con un timbre de voz complementario al 100 % con el del líder. Este crisol de voces dota de sobrada potencia a la música desde un lugar rara vez explotado en el Metal, que generalmente lo hace a través de un individuo por naturaleza virtuoso, como es el caso de Bruce Dickinson y del recientemente mencionado Ronnie James Dio.

Por lo demás, el show fue correcto y entretenido en sus noventa minutos, y por sobre todo muy bien ejecutado por músicos con sobrado bagaje y roce internacional.

Cuando a las 22 en punto, ERIC MARTIN inicia su actuación, las satisfacciones que aún perduraban gracias al desempeño de su colega, se esfumaron de inmediato. A ver: qué podemos esperar de un cantante que supo rodearse de músicos de la talla de Paul Gilbert o Billy Sheehan? Perfección, compromiso y un buen show. Bien, la palabra "show" le quedó grande al ex Mr Big. La razón es simple: en todo momento el espectáculo dió la sensación de asemejarse más a una zapada de fogón entre amigos (eso si, de lujo) que a un espectáculo propiamente dicho. Por lo que averiguamos, los músicos que lo acompañaron son sesionistas argentinos que hacían su bautismo de fuego esa misma noche, con pocas horas de ensayos. Encima, el vocalista se dedicó a retar varias veces (en público!) al guitarrista, por la manera en que ejecutaba ciertos temas. En lo personal creo que si MARTIN es tan quisquilloso y perfeccionista con su música, debería reclutar músicos estables y tratar de hacer honor a la gran banda que supo integrar. De seguir como hasta ahora, estará condenado a formar parte de un conjunto (curiosamente cada vez más numeroso) de “ex integrantes de…” que boyan por el mundo brindando espectáculos de poca calidad en lugares acordes a lo ofrecido.
Algunos de los títulos interpretados fueron “Just Take my Heart”, “Daddy, Brother, Lover, Little Boy”, “Take Cover”, “Promise Her the Moon” y “Shine”, entre otros.

Más allá de las consideraciones, la actuación fue de ochenta minutos con sabor a tan poco, que el mismo público por momentos parecía totalmente ajeno a lo que estaba aconteciendo.

Espectadores: entre quinientas y seiscientas personas.

Nuestro agradecimiento de siempre a Ariel Vigo y Gabriela Sisti, de la productora Volumen 4, por su constante gentileza para con nosotros.
 
Comentó: José María Aicardo, para OXIDO.-

jueves, 27 de mayo de 2010

PATAN en Asbury, vísperas del Bicentenario


Lunes 24 de mayo; en medio de todos los festejos que corresponden al Bicentenario de la Patria, nada mejor que un poco de buen Heavy Metal! Por esta razón fuimos a presenciar este show de PATAN, dicho evento se realizó en el Asbury, ubicado en Avenida Rivadavia al 7523 de Capital Federal.

La primera agrupación telonera que pudimos observar fue Arrasador, integrada por cinco jóvenes que ejecutaron temas propios, los cuales eran bastante gancheros. El primer cover de la noche fue “Soy de la Esquina”, obviamente de Hermética. Si bien la propuesta otorgada por Arrasador fue llevadera, como punto bajo encontramos la poca garra y entusiasmo que le pusieron sobre el escenario, aunque éstas son cuestiones que con el correr del tiempo podrán ir corrigiendo y mejorando.

Ya siendo las 20:20 hs. comienza a tocar Tierra Negra, lo primero que podemos decir de este trio es que tuvieron una actitud avasalladora durante los cuarenta minutos que duró su set. El bajista -quien también se encargaba de la voz-, se comunicó mucho con el público; y además, antes de anunciar cada tema, hacia un breve comentario sobre la temática de cada composición, las cuales reflejan el presente que nos toca vivir, como así también los diferentes sucesos que han marcado la historia en nuestro país. Motorhead y Metallica fueron las bandas elegidas para realizar un cover de cada una de ellas; soberbia entrega de muy buen Metal por parte de este combo.

Siguiendo con la cronología de lo acontecido, una nueva banda se predispuso para hacer lo suyo: sobre cada extremo inferior del escenario, observamos dos carteles luminosos con el nombre Vendimia Metal. Para acaparar la atención de algún distraído, el estilo que practica Vendimia es un Heavy/Power Metal muy potente y bien ejecutado. Este quinteto generó mucha onda con el publico presente; tal es así que en un momento uno de los violeros sale corriendo por detrás del escenario y aparece entre el público tocando su instrumento, para que luego uno de los espectadores lo eleve sobre sus hombros un par de segundos, algo muy curioso y no muchas veces visto. Noté tal vez un incremento en las perillas del volumen durante el show de Vendimia, en relación al de las anteriores bandas.

Por espacio de unos minutos aguardamos que llegara el turno para Obsession, Heavy/Hard Rock a lo Rata Blanca. Si bien no es el estilo con el que estoy más familiarizado, debo decir que la propuesta entregada por Obsession acaparó mi atención, principalmente por las melodías pegadizas de los temas, donde se generaba una atracción auditiva que automáticamente quedaba dando vueltas en tu cabeza una y otra vez. Uno de los títulos (que si mal no recuerdo era “Juntos en Este Aguante”), es un fiel reflejo de lo que dije anteriormente. Este quinteto integrado por dos guitarras, bajo, batería y voz, se explayó durante unos treinta y cinco minutos, durante los cuales interpretaron varias canciones propias, más un cover de V8: “Destrucción”, para muchos el máximo himno del Heavy Metal nacional.

Mientras me acercaba un poco más hacia el escenario, siendo las 23 hs. se abre el telón y aparece en escena PATAN, quienes arrancan interpretando “Mienten”, para luego continuar con “El Camino”, “Equilibrista” y “Siempre”, todas composiciones pertenecientes al último trabajo discográfico titulado “Conquista”.
Las primeras palabras del vocalista Gabriel Oliverio hacia el fervoroso público fueron "Con toda esta energía no podés parar de tocar!"... y no era para menos: se vió una total y absoluta entrega de los presentes hacia los músicos, que una vez más demostraron su profesionalidad y pasión por lo que hacen.

Entre tanta algarabía hubo un momento para hacer mención y celebrar la llegada del Bicentenario de la Patria. También se homenajeó, con emoción y tristeza, la pérdida de uno de los -o porqué no del!- más grandes vocalistas que tuvo el Heavy Metal a lo largo de su historia; obviamente nos referimos a Ronnie Dio, quien nos ha dejado sin su presencia física sobre este mundo, pero cuyo legado nunca morirá, porque está grabado en el corazón de todos los que amamos esta música.

PATAN continuó su derrotero sonando de forma impecable: nos hizo estremecer con un aluvión de sus clásicos, como son “Asesino a Sueldo”, “Demoledor”, “Mujeres de la Noche”, “El Vuelo del Dragón”, ”No Voy a Claudicar” y ”Guerrero de Luz”, entre otros. Fueron noventa minutos del más puro Metal, siendo el tema que puso punto final a esta velada “El Auténtico Patán”, para celebrar la esencia del sentir metalero.

Muchas gracias a Jorge Montiel, por su permanente gentileza para con este medio.

Comentó: Sebastián Cambiasso, para OXIDO.-

viernes, 21 de mayo de 2010

MASTIFAL en The Roxy: Lanzamiento de "Intermundia", 15 de mayo


El pasado 15 de mayo, MASTIFAL llevó a cabo la fiesta lanzamiento de su nuevo trabajo discográfico “Intermundia”, en The Roxy Live, contando con Ironía y Eroica como bandas invitadas.
Las expectativas, en lo particular, pasaban por ver el desempeño de Raúl López, quien reemplazaba al idóneo baterista Rubén Barreto, y conocer los temas de su nueva placa.

Al arribar a las 20:15 hs., alcanzamos escuchar las últimas tres piezas de Ironía, quienes practican un Hard Rock con tintes Heavys. Una propuesta agradable al oído, y muy fácil de asimilar -incluso para oídos poco entrenados-. Destacamos una original versión de “Enjoy the Silence”, de los británicos Depeche Mode. Así a las 20:30, esta agrupación daba por terminada su actuación, en un ambiente de sobrada distensión por parte del público, que a esa altura alternaba su ubicación entre estar parado o sentado cómodamente en sillas acompañadas por sus respectivas mesas, adornadas con manteles de paquetería (parecían listas para cualquier velada “bolichera”). Nunca había tenido la oportunidad de asistir a algún evento en este reducto, el cual nos ha dejado una grata impresión, por dos cuestiones: la buena acústica, y el clima íntimo que se crea gracias a su fisonomía.

A las 20:45, con un potente dueto vocal seguido de pegadizos y gancheros riffs, Eroica decreta el inicio de su set, impresionando en forma inmediata a más de un espectador. El show -que fué de mayor a menor por el impacto del inicio-, vió diluír sus fuerzas, quedando en evidencia las obvias influencias. Entre los años 1997 y 2000, los finlandeses Children of Bodom se despacharon con los álbumes “Something Wild”, “Hatebredeer” y “Follow the Reaper”, una trilogía perfecta por sonido y originalidad, la cual sentó las bases para el surgimiento de miles de bandas que intentaron -e incluso lograron- acomodarse al nuevo estandarte. A juzgar por los hechos, Eroica se ajusta a esta descripción, aún trece años después. Está claro que para ejecutar el estilo, se requiere algo más que ganas y actitud, pero en la misma escala de importancia es necesaria la originalidad. A las 21:15 -y ya con el recinto completo-, la banda de turno finalizaba su actuación.

Siendo las 21:30 hs., MASTIFAL presentó el video del primer corte de difusión del disco, “Flores Muertas”, filmado por Ana Amor. Concluído el mismo, comienzan a sonar las primeras notas de “Despertar”, enganchando con “Desde las Tinieblas”, en una versión bastante menos veloz de la que nos tenían acostumbrados.

El setlist puso énfasis en los últimos tres CDs. En lo que atañe a la nueva placa, presentaron “Ojos de Buey”, “Puertas y Laberintos”, “Hijos del Crimen” y “Tiempos Violentos”. Además se incluyeron títulos relegados desde hace tiempo en sus directos: “Bajo la Cruz del Odio” y “Sol Negro”. El cierre por partida doble vino con “Fábrica de Monos” y “En las Entrañas del Apocalipsis”, a esta altura un verdadero himno de nuestras tierras.

El nuevo trabajo se diferencia de los anteriores por una notable merma en la velocidad, y la incorporación de fuertes influencias Metalcore. Sin duda (y como aparece en los flyers de promoción) es una vuelta de tuerca necesaria para evitar el autoplagio, y así continuar por el sendero de crecimiento que la banda ha transitado en los últimos años, en especial desde la edición de “Desde las Tinieblas”, en el año 2003.

Más allá del cambio de baterista -y como es costumbre- los músicos sonaron ajustadísimos, algo que no debe sorprender a todo aquel seguidor, quien seguramente está (mal) acostumbrado al derroche de técnica, minuciosidad y prolijidad por parte del quinteto.

En la actualidad, MASTIFAL se presenta como una de las agrupaciones con mayor grado de profesionalidad en el circuito Metal de nuestro país, y seguramente de América Latina. Entre sus logros encontramos el alto nivel de convocatoria, incluso actuando en lugares como cabeza de cartel reservados solo para visitas internacionales. Han editado registros discográficos de altísima calidad, en aspectos tales como la producción, la mezcla y el packaging, reclutando en cada ocasión a músicos de la talla de Miguel Roldán o el Pato Larralde.
Por si fuera poco, también han grabado un DVD en El Teatro Flores, con una asistencia de 800 personas!, y una calidad auditiva y de imagen novedosa, para lo que es la escena nacional.

De acuerdo a lo escuchado, solo resta esperar que “Intermundia” madure, y con ello logre un status tan importante como el de su antecesor.

Entre las consideraciones finales, tenemos: el buen nivel mostrado por el flamante baterista Raúl López, quizás un poco atado y medido, pero nada que no logre resolver en el cortísimo plazo. Y el excelente comportamiento del público, en un lugar que estaba a pleno.

Muchas gracias a Lucía Chiarenza, encargada de prensa de 4G Producciones, por facilitarnos la acreditación para este interesantísimo evento.
 
Comentó: José María Aicardo, para OXIDO.-

lunes, 17 de mayo de 2010

NAPALM DEATH & SUFFOCATION en El Teatro Flores, 14 de mayo


Noche histórica, una noche no ya de grandes exponentes de tal o cuál género, sino de creadores, de próceres, de gente que revolucionó la música desde el under, de gente que impuso un estilo que luego fue seguido por miles de bandas, aún a casi dos décadas de sus respectivos discos debuts.
Los planetas se alinearon el viernes 14 de mayo de 2010, y dos potencias se unieron para brindar un show desbordante de brutalidad, machaques impiadosos, blast beats taladrantes, y hasta hubo lugar para reflexiones de profundo contenido social (!)

Vamos por partes. El frenesí y la maldita histeria porteña -propia de la última jornada laboral de la semana- me hizo llegar al recinto de Flores un poco retrasado para la cita, por lo que pude ver los momentos finales de Exterminio. El Teatro ya estaba visiblemente lleno, pero uno podía moverse con comodidad por el lugar. Exterminio terminaba su set con un cover de Carcass y dejaba a la monada más que caliente para uno de los actos principales de la noche, los esperadísimos SUFFOCATION.

“¡¡¡Olee olee olee olee sufooooo quei yooonn!!!”

SUFFOCATION es una banda de Death Metal, eso está claro, y si bien están dentro de la camada de grupos de la vieja escuela, SUFFOCATION parece estar un nivel más arriba. Allá por el año 1991, mientras Deicide, Cannibal Corpse, Malevolent Creation y otros, hacían sus primeras armas y buscaban su propio sonido, y donde la premisa era tocar rápido pero buscando siempre -o por lo menos tratando de llegar- el formato "canción" (vale decir estrofa-puente-estribillo), SUFFOCATION hacía su debut con el EP “Human Waste”, y en el mismo año "Effigy of the Forgotten", un disco que no sólo era rápido, sino también complicado en su estructura. Aquí no había una linealidad en los temas, la construcción de las canciones era de una arquitectura retorcida y poco explorada hasta entonces, pero si había algo en aquél disco de SUFFOCATION, era la extrema brutalidad de su sonido, y la técnica instrumental de sus músicos. Semejante registro, obviamente, no pasó desapercibido, y con el correr de los años muchas bandas fueron tomando prestadas algunas cosas de SUFFOCATION; y a la larga se puede decir que son una de las bandas pioneras del Death Metal más técnico y brutal.
Demás está decir que en la carrera de SUFFOCATION no todo se reduce a su glorioso primer disco; "Breeding the Spawn" y "Pierced From Within" (luego del cual hacen un parate de varios años), hasta su último disco "Blood Oath" de 2009, son verdaderas joyas para los amantes del Metal brutal y de ritmos trabados.

Y así, con casi veinte años de trayectoria en sus espaldas, la expectativa por verlos por primera vez en Buenos Aires era mucha, ¡muchísima! Por eso, pasadas las 21 horas, una horda de seguidores se abalanzó al escenario para ver como SUFFOCATION comenzaba la masacre.

La banda, muy sólida, comandada por el pelado demente Frank Mullen, daba la sensación de ser una máquina de tirar riffs y machaques. El combo tuvo algunos cambios de formación a lo largo de su carrera, pero la Sagrada Trinidad está intacta, con Mullen a la cabeza, Terrance Hobbs en la viola y la bestia de Mike Smith en la batería; los acompañan desde hace un par de años Derek Boyer (de Decrepit Birth) en el bajo y Guy Marchais (de Pyrexia) en la otra guitarra.

Pasaron clásicos como "Liege of Inveracity" (de “Effigy…”), “Breeding the Spawn”, y repasaron gemas de sus últimos discos: “Como ya todos saben, el fin del mundo está cerca…”, vociferó Mullen, y ahí nomás pegaron “Cataclysmic Purification”; y cerraron un show tan contundente como prolijo con "Infecting the Crypts", donde un mar de cabelleras se sacudían junto al estrepitoso ritmo de una de las canciones más brutales que parieron estos oriundos de Nueva York.

Apostillas: Frank Mullen demostró que brutalidad y buena onda pueden ir juntas en una misma oración. Por su parte, Terrance Hobbs y Mike Smith dan por culo con los estereotipos de que un músico de raza negra sólo toca Funk, Soul, Rap, Jazz o Blues -o lo que carajo sea-, estos son dos músicos de altísima factura que tocan Death Metal brutal y técnico (ojalá hubiera más negros en la música extrema!).

A esa altura de la noche todo era felicidad, emoción, y una adrenalina de mil demonios. Todo estaba dado para que suban los reyes del Grindcore.

“Recuerden, la paz comienza aquí, en sus cabezas…”: Barney Greenway reflexionando en el escenario.

Si les digo que NAPALM DEATH me cambió la manera que tenía de escuchar música, no exagero. Mi curiosidad adolescente me llevó a investigar qué era esto del Grindcore a mis quince años (cuando todavía no había internet!). El primer disco que me compré fue “Utopia Banished”, y me voló la tapa de los sesos, no podía entender como existia una banda tan agresiva, y que tocara tan rápido. Hasta el día de hoy, es una de las agrupaciones que más simpatía me genera y más respeto me provoca, por la consecuencia de sus discos, su mensaje, su actitud, y -por sobre todo-, su velocidad y brutalidad.

Hablar de la trayectoria del grupo sería tan largo como engorroso: desde su formación en 1982 hasta la actualidad, han desfilado muchos músicos que hoy son personajes ilustres en la escena, no sólo dentro de la música extrema (Bill Steer, Lee Dorrian, Justin Broadrick), sino también de la música electrónica más corrosiva (Mick Harris, Nik Bullen).
Pero es luego de la edición de “Harmony Corruption” -en 1990-, cuando la banda empieza a estabilizarse, y donde comienza la formación más clásica que todavía perdura casi intacta: Mark “Barney” Greenway en los gruñidos, Mitch Harris en guitarra, Shane Embury en bajo y Danny Herrera en batería (Mick Harris grabó “Harmony Corruption” y luego se fué del grupo por diferencias musicales, y Jesse Pintado -el otro guitarrista histórico- falleció en 2006).

NAPALM DEATH ha sacado tantos discos, splits y EPs, que se hace difícil contabilizarlos. A su vez, cada CD marca una tendencia; sin embargo, desde hace unos diez años aproximadamente, la banda ha vuelto a sus raíces mas crudas: las del Grindcore teñido de una fuerte crítica social, rayando con una especie de Punk/Hardcore extremo. Lejos están de sus discos más deathmetaleros y groovies, como “Diatribes”; y ni hablar del pesado y denso “Fear, Emptiness, Despair”.

El show en El Teatro fue una muestra despiadada de actitud Punk (la remera de GBH que tenía Barney no era por pura coincidencia), rabia infinita, descontrol total, y un pogo/pista de baile violentísimo. Donde más se nota la actitud Punk es en Barney, que antes de presentar cada tema bajaba línea -en un rudimentario español-, sobre la falsedad de las religiones, sobre la paz “que comienza en tu cabeza”, sobre la libertad sexual, y condenando la tortura que “no se justifica bajo ningún motivo”.
A cada momento Barney pedía “por favor no se lastimen”, sin embargo hubo un par de encontronazos fuertes en el pogo y se rompieron algunos tabiques.

Musicalmente NAPALM DEATH sigue siendo un total caos! Abrieron con “Strong-Arm” (de su último y asperísimo álbum “Time Waits for No Slaves”); y así pasaron una serie de viejos (muy viejos) y nuevos (nuevísimos) temas (¿temas?). La seguidilla “Scum”, “Life?”, “The Kill”, “Deceiver” y “You Suffer”, hicieron que comience a lanzar espuma por la boca. Habría lugar para clásicos como “Mass Appeal Madness” (que tocado con la nueva afinación suena rarísimo), “Suffer the Children”, o el cover de Dead Kennedys “Nazi Punks Fuck Off”; pero el set se centra en la nueva etapa de su carrera, y descuida la parte más Death Metal de discos como “Inside the Torn Apart” o el mismísimo “Utopia…”.
Un set corto pero hiperconcentrado, donde hace falta muchísimo estado físico para aguantar en el agite sin necesidad de un pulmotor. Para el final “Siege of Power”, del inigualable primer trabajo, “Scum”, cerró la velada.

La cara de felicidad de todos los que estuvimos ahí no se nos borrará por mucho tiempo, parece difícil de creer que solo cincuenta minutos de lo que muchos llamarían ruido, pueda hacerme tan feliz. Corto, conciso, desprolijo por momentos, intenso hasta la exacerbación, así son los shows de NAPALM DEATH, y así es como deben ser.

La vuelta a casa, luego de la pizza de rigor, estuvo acompañada por un zumbido que hasta el día de hoy (48 horas después) no me lo puedo sacar, gajes del oficio. Lo que tampoco me puedo sacar es esta sonrisa que me sigue concienzudamente a todas partes.

Setlist de SUFFOCATION (puede variar el orden):
Thrones Of Blood
Cataclysmic Purification
Liege of Inveracity
Entrails of You
Catatonia
Pierced From Within
Breeding the Spawn
Blood Oath
Infecting the Crypts

Setlist de NAPALM DEATH:
Strong-Arm
Unchallenged Hate
Suffer the Children
Silence is Deafening
Life and Limb
Diktat
When All is Said and Done
It's a M.A.N.S. World!
From Enslavement to Obliteration
On the Brink of Extinction
Scum
Life?
The Kill
Deceiver
You Suffer
Mass Appeal Madness
Nazi Punks Fuck Off (Dead Kennedys cover)
Persona Non Grata
Smear Campaign
Time Waits for No Slave
Siege of Power

Muchas gracias a Ariel Vigo y a Gabriela Sisti, de la productora Volumen 4, por su constante gentileza para con OXIDO!

Comentó: Alien, para OXIDO.
Foto: Juan 1978.

domingo, 16 de mayo de 2010

Adiós a la Voz más Mágica del Heavy Metal... Ingresaste en la Inmortalidad, DIOs...


El legendario vocalista metalero Ronnie James Dio, quien alcanzó la fama por su trabajo en grupos como Elf, Rainbow, Black Sabbath, DIO y Heaven and Hell, falleció hoy, víctima de cáncer estomacal, informó su esposa Wendy en la página oficial del rockero.

“Hoy mi corazón se ha roto. Ronnie dejó de existir a las 7:45 AM de este 16 de mayo. Muchos, muchos amigos y familiares pudieron darle el adiós en privado antes de que falleciera tranquilamente. Ronnie sabía cuán amado era por tantas personas, por ello valoramos el amor y el apoyo que todos ustedes nos han dado. Por favor dennos algunos días de privacidad para lidiar con la terrible pérdida que hemos sufrido. Por favor sepan que él los quería a todos, y que su música nos acompañará para siempre”, expresó Wendy Dio en un mensaje publicado en la página oficial del vocalista.

El año pasado, el músico dió a conocer que le habían diagnosticado cáncer de estómago, pero él se sentía muy animado de que su salud mejorara, pues dicha enfermedad le había sido detectada a tiempo.

“Vamos a empezar el tratamiento de inmediato, en la Clínica Mayo. Después de que mate al dragón, Ronnie volverá a los escenarios, a los que él pertenece, y hará lo que más le gusta: actuar para sus fans”, escribió Wendy en la página de Dío.

Sin embargo, a principios del mes en curso el músico se vio obligado a cancelar la gira de Heaven and Hell (conformado por los ex Black Sabbath, Tony Iommi, Geezer Butler y Vinnie Apice) por motivos de salud. “Quiero hacer pública mi gran desilusión por la cancelación de la gira de verano de Heaven And Hell. Wendy, mis doctores y yo nos esforzamos mucho para realizarla pensando en todos ustedes, por quienes nos preocupamos tanto, pero no podremos llevarla a cabo. Seguiremos adelante y triunfaremos. Habrá otras giras, más música y mucha más magia”.

El músico de 67 años marcó generaciones de rockeros con su incomparable voz, siendo el único que pudo ocupar el lugar de Ozzy Osbourne en la legendaria banda Black Sabbath, que luego empezó a realizar las giras con el nombre Heaven and Hell.

A él se le atribuye la popularidad de la famosa señal de los cuernos del rock, gesto adoptado de su abuela, una anciana italiana que emitía este símbolo para proteger a una persona del mal de ojo, y alejar con ella a los “malos espíritus”. Dio fue seducido por ese gesto y su significado ambigüo y místico, y comenzó a hacerlo con frecuencia al entrar en Black Sabbath.

Anoche, Tom Morello (guitarrista de Rage Against The Machine) expresó su temor de que Dio estuviera pasando sus últimas horas de vida, pero fue hasta hoy que se confirmó la noticia del deceso del rockero.

Se espera que en los próximos días, la comunidad metalera internacional realice diversos homenajes para recordar a Ronnie James Dio y su invalorable legado musical...

sábado, 15 de mayo de 2010

Shows internacionales que van llegando


26 de mayo: ZZ TOP (foto) en Estadio Luna Park.
28 de mayo: MISFITS y CJ RAMONE en Willie Dixon de Rosario.
29 y 30 de mayo: MISFITS y CJ RAMONE en El Teatro Flores. Invitados: Hijos del Bicho y Contenido Neto (el 29), e Injection Soul, Los Vincent Price e Innatural (el 30).
29 de mayo: DEATHSTARS en El Teatro Colegiales. Invitados: Devil 69, NoD, Mekanika y Moonlight Asylum.
1 de junio: ANNEKE VAN GIERSBERGEN & DANNY CAVANAGH en The Roxy Live Bar (doble función).
9 de junio: CRO MAGS y DEATH BEFORE DISHONOUR en El Sótano de Rosario.
9 de junio: VERSAILLES en La Trastienda.
10 de junio: DARK TRANQUILLITY en The Roxy Live Bar. Invitados: In Element, Diva Satánica, Killing Season y Divine Intervention.
10 de junio: CRO MAGS y DEATH BEFORE DISHONOUR en Súper Rock. Invitados: Minoría Activa, Sobre Tus Ideas, 720º y Knock Out.
17 de junio: LACUNA COIL en El Teatro Flores. Invitados: Dominus Inferi y Nameless (Uruguay).
19 de junio: VIRGIN STEELE en El Teatro Flores. Invitados: Montreal, Paranoia, Malacara y Trident.
20 de junio: ROTTING CHRIST en Asbury. Invitados: Hijo de la Aurora y Demoniac Infected.
21 de junio: ROTTING CHRIST en Club del Progreso de Gral. Roca, Río Negro. Invitados: Psicomortis, Anxious y Black Vul Destruktor.
22 de junio: ROTTING CHRIST en Casa Babylon de Córdoba Capital.
24 de junio: HUGH CORNWELL & THE STRANGLERS en The Roxy Live Bar.
26 de junio: THEATRE OF TRAGEDY en El Teatro Colegiales. Invitados: Bloodparade, Carnarium, Chrisallys, Enchained Souls, Devil 69, Eva, Lingerbliss, For Everness, Lemuria, Ultimátum Soul y Sagitario.
26 de junio: TROTZKY VENGARAN en The Roxy Live Bar.
30 de junio: SHADOWS FALL en Súper Rock. Invitados: Bruthal 6, Eva, Clouds of Shadows y Nave Astra.
9 de julio: BIOHAZARD en El Teatro Flores. Invitados: Otra Salida y 90 Raíces.
10 de julio: KRISIUN en Asbury. Invitados: Angkor, Inferi, Matan S.A. y Climatic Terra.
11 de julio: KRISIUN en Suburbios de Río Gallegos.
20 de julio: FISHBONE en El Teatro Colegiales.
20 de julio: JOB FOR A COWBOY en Buenos Aires, lugar a designar.
3 de agosto: TERROR y H2O en Rosario, lugar a confirmar.
4 de agosto: TERROR y H2O en Niceto Club.
13 de agosto: DISTRAUGHT en Asbury.
14 de agosto: STRYPER en El Teatro Flores. Invitados: Logos, Reaktor IV y Visión.
20 de agosto: THE AGONIST en Casa Babylon de Córdoba Capital.
21 de agosto: THE AGONIST en El Ayuntamiento de La Plata. Invitados: Enchained Souls, Climatic Terra, Río Negro y Necratal.
21 de agosto: DISTRAUGHT en El Sótano de Rosario. Invitados: Necratal, Sin Piedad y Synthetic Soul.
22 de agosto: THE AGONIST en Asbury. Invitados: Betrayer, Vorágine, Extrema e Iskemia.
24 de agosto: BLESS THE FALL y AUGUST BURNS RED en El Teatro Colegiales.
4 de septiembre: JOE LYNN TURNER en El Teatro Colegiales.
13 de septiembre: SCORPIONS en Estadio Luna Park.
24 de septiembre: THE 69 EYES en El Teatro Colegiales. Invitados: Chrisallys, Satan Night's Out, Fixión (Uruguay) y Harrassment.
26 de septiembre: TOY DOLLS en El Teatro Flores. Invitados: Tomá Por Atrevido, Vitamina Q, Anarkya y De Canguros.
28 de septiembre: LAMB OF GOD en El Teatro Flores. Invitados: Betrayer, Sessions, Inerte, Everything Collapsed y Morbocaos.
1 de octubre: THERION en El Teatro Flores.
22 de octubre: GREEN DAY en Costanera Norte.
18 de noviembre: TAROT en El Teatro Flores.

MANOWAR en El Teatro Flores, 12 de mayo de 2010


Finalmente, después de una interminable espera de catorce años, la legendaria banda épica de New York, MANOWAR, se estuvo presentando en Argentina, para interpretar las canciones incluidas en su gira “Death to Infidels Tour”; iniciada en Europa el año pasado y concluyendo la misma en nuestras tierras sudamericanas. Tour basado en la última etapa de la banda, me refiero a la última década; por lo tanto, las canciones oídas en esta gira son de los álbumes “Warriors of the World” (2002), "Gods of War" (2007), y su reciente EP “Thunder in the Sky” (2009). La cita fue en El Teatro Flores, Capital Federal, el pasado miércoles 12 de mayo. El combo llegó a Argentina después de haber concretado tres fechas en nuestro país vecino Brasil, para luego continuar y finalizar en Chile.

Enorme fue mi alegría cuando me enteré que MANOWAR nos había incluido en esta gira… no lo podía creer cuando supe de esto, un mes y medio atrás. Así que, sería la primera vez que estaría viendo a una de las bandas mas importantes de todo el espectro del Metal, en directo! Sinceramente, es todo un orgullo.
La fecha en Argentina, cabe aclarar, se dió con algo de fortuna, gracias a que fué gestionada por la productora Icarus; yo diría que tuvimos mucha suerte y deberíamos estar muy contentos por eso.

MANOWAR pues, tocó sin teloneros.

Bueno, aquí vamos:
Con la expectativa de poder llegar a las vallas en primera fila, decidimos -con los amigos que me acompañaron a esta gran fecha-, llegar temprano, desde la mañana. Yo arribé al Teatro a las 11 de la mañana!, mis amigos ya habían llegado, y ya desde esa hora, teníamos unas veinte personas adelante nuestro… increíble. Jamás había visto en El Teatro Flores una espera tan anticipada por una banda. Lo de MANOWAR es único, un sentimiento muy grande.
A pesar de que fueron unas cuantas horas de espera hasta que abrieran las puertas, la pasamos muy bien con todos los metaleros allí, el tiempo se pasó bastante rápido. Me encontré con muchísima gente conocida y amiga. También quisiera decir que me puse muy contento al ver que hubo gente de otras provincias e incluso otros países allí presentes… desde Rosario vino muchísima gente, todos en una traffic especial que armaron, también había cordobeses. Por otra parte, había fans de Bolivia, Perú y Colombia… impresionante, todos unidos por MANOWAR!!! En otras bandas de estilos más modernos y comerciales estas cosas no pasan, son muy fríos, como el Polo Norte.
Muy buena onda en general, por parte del público que estuvo durante horas allí esperando, y como siempre en cada recital, uno se hace de nuevos amigos. Es que en el Metal todo funciona de esta manera, somos amigos, no tenemos problemas con nada… y esto que lo sepan quienes dicen que la hermandad metalera no existe, seguramente no deben escuchar Metal; les deben gustar otro tipos de agrupaciones mucho mas modernas... vayan a un recital como el de MANOWAR y verán que se equivocan con sus especulaciones.

A la tarde, aparecen gente del staff de los norteamericanos metidos entre los fans… allí estaba Neil Johnson –director de los DVDs de la banda–, con cámaras detrás, grabando todo lo que ocurría allí afuera mientras esperábamos a Joey DeMaio y compañía. Cuando ví que había muchos fanáticos movilizándose me acerqué y allí lo vi a Neil, y dicho sea de paso, intercambié un par de palabras con él por un buen rato.

A las 18:30, finalmente, abren las puertas del local! De a poco, los encargados de seguridad, nos fueron haciendo entrar en pequeños grupos. Una vez adentro, vimos las vallas totalmente ocupadas, por lo cual, nos quedamos atrás de las primeras filas de personas que se encontraban allí, adelante de todo.
De a poco fue entrando más gente hasta llenarse completamente. Todavía no había empezado a tocar la banda, y ya no aguantábamos más estar allí en frente de todo, estábamos muy apretados y el público muy ansioso. Se había tornado prácticamente imposible aguantar más tiempo en ese lugar cercano al escenario.

Nos hicieron esperar mucho tiempo hasta que los músicos subieran a escena, estuvimos alrededor de dos horas aguardando por la presencia de los "Warriors".
Y por fin, a las 20:45 -después de tanto tiempo aguantando la presión que exigía el frente del campo-, se apagan las luces, se abre el telón, y unas pocas luces blancas iluminan sólo el tablado, y al término de unos segundos aparecen los "Kings of Metal" sobre las tablas! Explotó Flores! El público se descontroló totalmente! La emoción allí fue indescriptible.

Sobre el escenario estaban finalmente Joey DeMaio -alma líder de la banda-, en el bajo; Eric Adams en las voces, Karl Logan a la guitarra y Donnie Hamzik en la batería (Quiero aclarar que Donnie es el baterista que grabó el primer ábum de MANOWAR, “Battle Hymns”, y está en el grupo desde hace un año aproximadamente, porque el titular Scott Columbus –quien grabó la mayor parte de los discos de MANOWAR– se encuentra con serios problemas familiares).

La escenografía que usaron me pareció muy buena, teniendo en cuenta que no pudieron traer el show europeo, y la pequeñez del escenario del Teatro. Se veían dos paredes de amplificadores a los costados de la batería, más una gigantesca pantalla blanca donde se proyectaban imágenes de guerreros y cosas referentes a ello, haciendo alusión a los últimos lanzamientos del grupo, o, usando esa misma pantalla, proyectaban una filmación de la banda mientras tocaban. Y la estética usada por MANOWAR fué bien clásica, como siempre: puro cuero!

La canción escogida para la apertura fue “Hand of Doom” (de “Warriors of the World"). Un temazo! El único inconveniente fue que el micrófono de Eric acopló en algunas ocasiones y se lo escuchaba bajo, para lo cual, ya en el segundo tema este problema fue solucionado, cuando continuaron con “Call to Arms” (también de “Warriors…”). En este momento, no me quedó otra opción que salir de mi posición tan cercana al escenario, porque se me hacía imposible respirar, me empecé a quedar sin aire… fué tremendo. La devoción por MANOWAR no la van a ver hacia otra banda, ni lo duden. Así que luchando y empujando, pude salir de aquel lugar y me posicioné más atrás y al medio, durante el resto del concierto.

Esta segunda canción fue una de las que mas disfruté, y el pogo fue realmente algo de no creer. Absolutamente todos allí adentro estaban saltando como locos y pogueando, nadie se quedaba afuera de este ritual, desde el primero al último espectador. Como dije, afirmo con total certeza que a mí parecer, nadie tiene tanto aguante dentro del Heavy como MANOWAR, y nadie tiene fans tan fieles que dejan todo por ellos! MANOWAR es único.

El setlist lo completaron con las canciones de los últimos trabajos editados en estudio más los solos. Interpretaron (en este orden): “Die with Honour” (de “Thunder in the Sky”), “Swords in the Wind” (de “Warriors of the World”), el solo de Karl Logan, “Let the Gods Decide” (de “Thunder…”), “Die for Metal” (de “Gods of War”), “The Sons of Odin” (de “Gods…”), "Sleipnir" (de “Gods…”), el solo de Joey, “God or Man” (de “Thunder…”), “Loki God of Fire” (de “Gods…”) y “Thunder in the Sky” (de “Thunder..”, el homónimo).
Y durante el paso de todos estos títulos no escuchamos más que calidad y potencia. Nadie suena de la misma forma que MANOWAR lo hace en vivo, lo comprobé totalmente. Era un sonido muy fuerte, potente, la batería de Donnie te sacudía el pecho y te hacía temblar las piernas (no exagero); el bajo de Joey te producía una sensación similar, fue impresionante. La guitarra de Karl parecía duplicada, parecía que había dos violeros en el escenario, esto se debía a la increíble producción de sonido que había, el cual provenía de todos lados: escuchabas desde adelante, atrás y los costados ese sonido contundente que galopaba sobre nosotros. Se oía todo muy alto pero claro, sin saturarse ni en un momento. Estaba en un punto justo, mejor imposible. Reitero que dudo que alguna otra banda pueda lograr la contundencia y nitidez en El Teatro Flores (un lugar que muchas veces suele fallar en el sonido) que MANOWAR desplegó el miércoles.
Otra cosa sorprendente era cuando acentuaban los acordes junto con los platillos, sonaban fuertísimo, como si fuesen truenos; y las bases machacosas acompañadas con el doble bombo fueron otros de los puntos mas intensos, te hacían temblar… sinceramente MANOWAR entrega un show de la hostia.

Hablando de Eric, de su voz no hay nada en contra que decir, sino todo lo contrario: el hombre se conserva perfectamente, su voz está INTACTA, lo mismo que el oyente escucha en el estudio lo va a escuchar en vivo. Adams es un cantante que posee mucha versatilidad y técnica, los falsetes que emite son muy complicados y técnicos; y cuando canta con la voz limpia nos deja en claro que el tipo puede con cualquier cosa, no se va achicar ante nada. Fue uno de los mejores cantantes que vi en directo. En fin…los cuatro músicos nos mostraron quiénes son, y para qué están.

En cuanto a los dos solos: el de Karl nos muestra todo su virtuosismo, cosa que no cualquiera posee, y donde también nos demuestra porqué toca en MANOWAR y porqué fué elegido para reemplazar a David Shankle y grabar “Louder Than Hell” (de 1996), y seguir a partir de ahí a pleno con la banda. No fué uno de esos solos interminables e indigeribles, sino un solo tocado muy rápido, donde metió fragmentos de música clásica pero tocados varias veces más rápido… yo lo miraba y no entendía nada, no sé cómo hace para tocar con tanta velocidad, técnica y precisión. Sin dudas es uno de los mejores guitarristas de la Tierra, lástima que tal vez no se le ha prestado mucha atención -lo cual es una injusticia-. No me caben dudas de que Karl Logan no tiene nada que envidiarle a tipos como Yngwie Malmsteen, el solo que ejecutó fue muy bueno.
Por otro lado, el de Joey: arrancó tocando con distorsión, lo cual sonaba como una guitarra…, típico estilo suyo. Me sorprendí nuevamente: una cosa es ver hacer solos a esta gente en los DVDs, pero otra muy diferente es tenerlos en frente tuyo, viendo las cualidades casi sobrehumanas que tienen para tocar sus instrumentos. Una prolijidad admirable… la mano derecha la tiene pegada al mástil del bajo, en posición totalmente recta, no tuerce en ningún momento los dedos… tremenda técnica!, y con la mano izquierda ni hablar…: toca rapidísimo, pero ni le ves mover los dedos, y menos el brazo! Tiene un estilo muy similar al que usa Michael Romeo (de Symphony X), otro prodigio. Un genio DeMaio! Después del solo distorsionado, quitó la distorsión y tocó otro tipo de cosas menos metaleras, donde hasta se escuchó en ocasiones sonidos con aires de flamenco. Impecable todo, pura calidad.

Joey domina bastante bien el español, aquellos que ven los DVDs lo deben saber, lo habrán escuchado hablar en castellano en los conciertos en España. Aprovechando esta facultad, DeMaio se comunicó con nosotros. Entonces, luego de “Let the Gods Decide”, se retira el resto de la banda del escenario, y queda Joey solo con el público. Al principio no se le escuchaba bien, había un problema con el micrófono nuevamente, por lo tanto se vió que retó a alguien, y luego de eso se escuchó perfecto. Muy buena onda la de Joey con la gente, y subió un fanático al escenario a brindar con él, como suele suceder en los conciertos en Europa. El elegido fue Fabían de la Torre, director del Fanzine Metalica.
Entre lo más importante que nos dijo, estuvieron unas disculpas por haber tardado catorce años en regresar a Argentina, después de aquella única vez donde la banda tocó en el Estadio Obras; y además dijo que no nos angustiemos porque no va a pasar de nuevo, y nos prometió que van a regresar pronto. Al final de su discurso, el americano de orígen italiano dijo “Ok, regresamos y muerte al false Metal!!”, así tal cual es citado. A lo cual la gente respondió óptimamente, con plena emoción.

Eric también se comunicó con la masa varias veces, con excelente buena onda sobre el escenario. En un momento preguntó si "MANOWAR era la banda más Heavy que ha tocado en Argentina"…, a lo cuál la gente respondió “Siiiiii!!”, más allá de si se entendió o no la pregunta de Adams.
También Eric interpretó una especie de solos vocales -por así llamarlos-, al término de “Sleipnir”. Arrancó haciendo agudos muy altos con falsetes, a los cuales teníamos que responder imitándolos, algo imposible de lograr correctamente, por razones más que obvias. Después, con voces limpias, cantaba notas graves, y finalmente terminó todo esto, arrancando con notas graves y llevando tales notas a más altas, terminando en agudos demoledores. El público metalero respondió muy bien y con felicidad, intentando reproducir las mismas notas que Adams. Un momento muy entretenido del concierto!

Para cerrar el show, el cuarteto interpretó los siguientes bises: “Warriors of the World United” (de “Warriors of the World”) -otra de las canciones que más disfruté-, donde todo el mundo respondió eufóricamente, hasta el último espectador, atrás de todo, saltaba con este tremenda himno que tiene un estribillo muy pegadizo y marchoso.
A éste le sigue “House of Death”, del mismo álbum, y el cierre final fue con “King of Kings”(de “Gods of War”). Aquí, durante los bises, Eric nos dijo en dos ocasiones que MANOWAR va a estar de regreso pronto por nuestro país: “We will return in a short time!” y “Buenos Aires, you are fucking great, I promise that we will return!”, lo cual me llenó de satisfacción y alegría.

La gente pedía por “Hail and Kill”, no solamente aquí en el final, sino en varios momentos del show, todo el público comenzó a corear el estribillo de este gran e inigualable clásico. Pero lamentablemente la banda no accedió a esto, este título no formaba parte del repertorio de temas de la gira. Y bueno, aquí, con “King of Kings”, más un sample final de “Army of the Dead” (una de las introducciones que posee “Gods of War”), se dió por concluído lo que -al entender de quien redacta esta review- va a ser el mejor show del año: personalmente, no creo que nadie les haga sombra, indiscutiblemente MANOWAR estará primero.

Un recital impresionante nos dejaron los americanos, de una hora y media (a las 22:30 finalizó). Me fui muy contento y me llevé una imagen totalmente positiva de la banda; pude reafirmar mi teoría (ahora que ya los vi en vivo), que no hay otro MANOWAR en el planeta, son ÚNICOS. MANOWAR es un sentimiento grandísimo!
No trajeron el show completo que hacen en Europa, me refiero a esos conciertos muy extensos que tal vez duran tres horas o más, tocando con 120 decibelios de potencia, con motos sobre el escenario y demás particularidades, y aún así dejaron todo y sonaron perfectos: nos volaron la cabeza, como se suele decir. Ni me imagino lo que debe ser verlos allá... una experiencia sensacional, espero poder llegar a eso algún día.

Por otra parte, lo que no me convenció fue la actitud de muchos fans. No la del mismo día del evento, porque allí todos coreaban las canciones, el pogo era increíble, no había nadie sin saltar, se demostró muchísimo fanatismo por la banda… Me refiero a lo que se dijo después a través de internet. He leído comentarios, según mi parecer, muy errados y exagerados. Por empezar, a todos aquellos disconformes con el setlist, sepan que esta gira -como aclaré al principio de esta cobertura-, incluye SOLAMENTE, y en TODOS LOS PAÍSES, canciones de los últimos tres lanzamientos. Por lo tanto, sabiendo esto, si no les gustaban dichos temas, no debiesen haber ido al show. Esto es lo que nos vino a ofrecer la banda, al que le molestaba no hubiese ido, y se ahorraba todas sus vacías y caprichosas palabras.
Recientemente se lo acaba de entrevistar a Joey para el Metalica Fanzine, y cuando se le pregunta por el setlist, responde que no podían variar la lista de temas porque sería una falta de respeto hacia los otros países donde no tocaron los clásicos. Y agrega que no tendrían problemas en hacer en una nueva gira solo compuesta por temas de los 80’s, pero que este tour no se basó en eso. Adhiere a que cuando regresen, podrían interpretar las viejas canciones y llamar a tal gira “Epic Tour”. "Si los fans lo piden lo haremos", dice DeMaio. También comentó que nunca en toda la historia de MANOWAR tuvieron problemas porque hubiera público tan disconforme con el listado de obras que han interpretado.

También he leído cosas que no sucedieron, como que el sonido fue pésimo, eso no son más que inventos. Se ve que al no tocar las canciones que pretendían que toquen, agregaron otro tipo de comentarios negativos. Por favor: demuestren un poco más de respeto, he leído comentarios que destilaban ignorancia!
Siempre pasa lo mismo: no se aprende más, a Iron Maiden le cantan “el que no salta es un inglés” y les tiran zapatillas, ahora un montón de gente habló pestes de MANOWAR siendo que brindaron un show impresionante…! Dejemos el cavernismo atrás, por favor!

Por último, como mencioné un poco más arriba, el show no fué el mismo que el típico concierto europeo con muchísima producción; y al que le molestó esto, debería saber que estamos en Argentina y no en Alemania o Finlandia, tan difícil es ubicarse espacialmente? Para que la banda venga con la misma parafernalia que se vé en Europa, se precisa que un productor pague el cachet que MANOWAR exige allá, y desgraciadamente las condiciones sociales y económicas que vivimos aquí -en pleno tercer mundo- no lo permiten... o pretenden que toquen gratis?? Ese recital europeo es imposible de trasladar al Teatro, por las limitaciones que implica su tamaño reducido. Por ejemplo, cómo puede pedirse el uso de pirotecnia, o subir motos Harley Davidson al escenario de ese lugar?

El show era éste o nada, en vez de quejarse deberían estar agradecidos de que al fin pudimos ver a MANOWAR y de que fuimos incluidos en el tour. Personalmente, estoy totalmente contento por eso, tranquilamente podrían habernos evitado. Y es más: tuvimos mucha suerte de que Icarus pusiera el dinero requerido y que gracias a eso, la presentación se pudiera llevar a cabo. Además, los músicos dijeron que van a volver muy pronto, qué mas quieren?

Como conclusión final, diría que fue -sin dudas- uno de los cinco mejores recitales que vi en mi vida, que MANOWAR sí son "los Reyes del Metal" -como ellos mismos se hacen llamar-, y que acá quedó nuevamente demostrado que la Vieja Escuela manda, y que las mejores bandas pertenecen a los dorados 80’s: período donde se inventó todo, se grabaron los mejores discos, aparecieron la mayor parte de subgéneros, y fué la mayor influencia de todas las épocas.

Muchas bandas modernas deberían aprender cómo se toca el Metal de capos como MANOWAR; y en Flores se vió claramente que el público más apasionado es el que sigue a esta movida. No se compara con otras escenas totalmente frías y comerciales, el miércoles quedó en claro que los 80’s no se repetirán jamás!

Aguante por siempre MANOWAR, y muerte al falso Metal!!

Comentó: Iván Ruocco, para OXIDO.-

lunes, 10 de mayo de 2010

GAMMA RAY en The End Live, 7 de mayo de 2010


Hay personajes para los que parece que el tiempo no pasa, se los puede ver con una frecuencia de cada cinco años, tan frescos y rozagantes como la primera vez, con las mismas ganas y con la misma onda que otrora. Este es el caso de Kai Hansen, personaje dotado de un aura y un carisma tal, que haría morir de amor y simpatía al mismísimo Lucifer (¿dije amor? Dios, el Power Metal me está afectando).

Así, la quinta visita de los alemanes GAMMA RAY a Buenos Aires, reunió a un promedio de mil personas en The End, recinto de Flores que se vió colmado de amantes de esa suerte de Heavy Metal ultrarrápido y melódico, estilo que indiscutiblemente creó el mismísimo Kai Hansen, y que la prensa dió en llamar Power Metal. Estilo que hoy, transitando la mitad del año 2010, tiene más detractores que seguidores, debido a la saturación de bandas repitiendo la misma fórmula una y otra vez; y no siempre con la calidad que uno como oyente desearía, amén de que el pico máximo de esplendor y creatividad se dio hace más de diez años, y hoy parece haber decaído.
Sin embargo, la cita del día viernes 7 de mayo no tenía desperdicio: ver a Kai Hansen en directo es ver un pedazo de historia viva del Metal; recordemos que fue uno de los fundadores de la banda pilar del Power, Helloween. Y que tras lanzar varios discos -que muchos toman como referentes y describen como los mejores de la banda-, se lanzó con su propio proyecto, que todavía lo tiene girando por todo el planeta y sacando discos de manera regular: GAMMA RAY. Y en la historia de GAMMA RAY encontramos algo más que buenas canciones: encontramos himnos, composiciones que marcaron una época.

Este 2010 los encuentra promocionando su última placa “To the Metal”, disco bastante parejo; y con la excusa de presentarlo en sociedad es que nos reunimos la fresca noche del viernes para un banquete de dobles bombos, guitarras filosas y agudos extraordinarios.

Haciendo la previa estuvo la gente de Blindado, agrupación de Heavy/Rock bien pesado, entreteniendo a un público muy fervoroso que les hizo el aguante y coreó sus canciones. Media hora después de las 20, The End explotaba, y Blindado cerraba su set con “Distorsión”, tema título de su disco debut (el nuevo trabajo “En las Calles” ya está listo), se fueron muy aplaudidos y demostrando que tienen nafta para más y que hacen valer su experiencia en el escenario.

Acto seguido Insigne subía a mostrar lo suyo. Su propuesta de Metal Sinfónico Progresivo se vió deslucida por un sonido pobre y opaco que, afortunadamente, se fue acomodando a medida que pasaban los temas. Presentaron su reciente EP “Ageless”, se animaron a hacer un cover de Helloween (“Power”), y remataron con una muy buena versión de “Carry On” de Angra. Su cantante (¿invitada?) Inés Vera Ortiz arrancó algunos suspiros y sorprendió con su voz y su personalidad.

El público se impacientaba; eran las 22 y no había ni miras de que empiece el acto central, y todavía deberíamos esperar casi media hora más hasta que las luces del lugar se apagaran y comiencen las primeras notas de “Welcome”, la intro que nos metería de lleno en el show de los teutones.
Pero finalmente allí estaban Dan Zimmermann acomodándose tras los parches, los longilíneos Henjo Richter en guitarra y Dirk Schlachter en bajo, y luego la dorada cabellera del maestro Kai aprestándose para disparar el primer cañonazo: “Gardens of the Sinner”, uno de los hitazos del álbum “Powerplant”. The End se vino abajo y explotó en una ovación. Luego vendría “New World Order” y algunas canciones de “To the Metal”, tales como “Empathy” y “Deadlands”.

El sonido era fuerte y claro, la banda sonaba como siempre, ajustada y contundente. Kai todavía conserva buena parte de su registro, salvo en los agudos más altos en los que tiene que recurrir una y otra vez al delay. Pero en lo que Kai está intacto y en mejor forma, es en su calidad como frontman, repartiendo sonrisas para todos y disfrutando a cada momento del show. Se lo veía realmente contento y brillante, y esa alegría -cuando es genuina- se esparce rápidamente por el lugar, poniéndole un tinte de buena onda y simpatía por sobre las feroces cabalgatas rítmicas del Power, o por sobre los sólidos mazazos de los más pesados machaques.

Y si hay algo de lo que la banda de Kai pueda jactarse es de sus canciones, convertidas en himnos para cantar con el puño en alto. Y esos himnos no podían faltar; “The Saviour” y “Abyss of the Void” fueron como una tormenta y dieron pie para el solo de batería de Dan Zimmerman. Luego otro clásico, la épica “Armageddon”, donde Kai aprovechó para meter un breve solo/zapada y lucirse ante la audiencia.

Acto seguido “To the Metal”, y un pequeño tributo a los Dioses del Metal. La canción suena muy parecida a “Metal Gods” de Judas Priest, pero la gorra de cuero y los anteojos de Hansen no dejaron duda que es un “robo/homenaje” (mmm…). Más clásicos: “Rebellion in Dreamland” y “Man on a Mission”, los cuales dejaron a todos a punto caramelo para los bises.

“Do you want to RIDE...?” gritó Kai, y la audiencia respondió tímidamente. “I said if you want to fucking RIDE…??”... “THE SKY!!!” fué el estruendo de la gente, y nuevamente The End explotó; pero esto no se acababa, todavía había tiempo para otro de Helloween: “I Want Out”. Y como bonus -y para devolver un poco todo lo que la fervorosa audiencia le demostró a la banda durante las casi dos horas de show-, un bonus track: “Send me a Sign”, que fué el emocionante final.

Un show realmente demoledor de una de las bandas madres del Metal a la alemana, una fiesta de Heavy épico, veloz, elegante y luminoso. Música para caballeros de nobles corazones. Música hecha por gente para la cual el tiempo parece estar detenido. Entrar en su mundo significa parar por un tiempo nuestro reloj, y dejarse inundar por su luz y su estruendo. Vimos a GAMMA RAY otra vez, y salimos rejuvenecidos.

Setlist:
Welcome
Gardens of the Sinner
New World Order
Empathy
Deadlands
Fight
Mother Angel
No Need to Cry
The Saviour
Abyss of the Void
Solo Zimmerman
Armageddon
Solo Hansen
To the Metal
Rebellion in Dreamland
Man on a Mission
Ride the Sky
I Want Out
Send me a Sign

Muchísimas gracias a Alfredo Andrade -una vez más- por todo lo que hizo y hace por este humilde medio radial argentino...
 
Comentó: Alien, para OXIDO.-

martes, 4 de mayo de 2010

RICHIE KOTZEN en El Teatro Colegiales, 2/5/2010


El domingo 2 de mayo en Capital Federal, en El Teatro Colegiales, se estuvo presentando para brindarnos su show, el virtuoso guitarrista RICHIE KOTZEN (ex Poison, ex Mr. Big). Los acompañantes locales para oficiarles de soportes al violero estadounidense fueron: Bloom, Broken y Carina Alfie. El motivo de su llegada a la Argentina fue la gira mundial llamada “Peace Sign World Tour”.

Cuando llegué al Teatro, cerca de las siete de la tarde (no pude arribar exactamente puntual por cuestiones de distancias, ya que somos un medio del interior) estaba tocando Broken, que se presentan como "un tributo a los suecos Europe". Me gustó mucho la propuesta! Eran un quinteto: cantante, guitarrista, bajista, tecladista y baterista. El estilo -obviamente- era un Hard Rock bien ochentoso, tocado en forma muy prolija y nítida. Me gustaron mucho los cinco músicos, tocaban realmente muy parejos, e hicieron que la banda suene profesionalmente. Ejecutaron sus instrumentos con suma calidad, me agradó mucho el papel que jugaban los teclados, los cuales le daban ese toque particular de la época dorada (los 80’s, obviamente!). Además interpretaron un cover que no se si lo conocerán…”The Final Countdown”, el cual sonó realmente bien!

Después de bajar esta agrupación del escenario, al muy poco tiempo, subió Bloom, un cuarteto donde ambos guitarristas cantaban. El estilo de ellos fue mas rockero, digamos, un poco más simple que el de la banda anterior (lo cual no significa que sea peor o mejor, aclaro por si acaso…). Estuvieron tocando alrededor de media hora y obtuvieron una buena respuesta del público, al igual que Broken.

Tras el paso de unos minutos, con El Teatro llegando casi al punto máximo del total de espectadores que finalmente asistirían al concierto, sube al tablado Carina Alfie. Hasta ese momento desconocíamos que ella iba a ser invitada, asi que me sorprendí muy gratamente! Nunca había visto a esta virtuosa guitarrista argentina en vivo… sinceramente me pareció impecable el trabajo que realizó.
Tocó totalmente sola, con su guitarra y samples de batería, bajo y guitarra rítmica, ese quizás fue el único punto bajo, sería mas interesante verla con una banda, pero supongo que por alguna que otra cuestión se habría dificultado tal hecho. Mas allá de esto, demostró su capacidad admirable para tocar las seis cuerdas, maneja con total facilidad y tranquilidad técnicas muy complicadas, tales como los sweep picking de arpegios, o tappings muy intrincados… Honestamente, por momentos me recordaba a Steve Vai o a Paul Gilbert…
Podemos aseverar que Carina está excedida en técnica y conocimientos sobre música... una grossa!! Además cuenta con mucha versatilidad, normalmente se ocupa de crear melodías que suenan perfectas al oído y con un notorio estilo clásico, pero a su vez no tiene ni el más mínimo inconveniente para tocar cientos de notas por segundo, evidentemente no es un problema para ella tocar a velocidades extremas. Por otra parte, sonó clara como el cristal, el sonido era perfecto y cualquiera -por más que no sepa absolutamente nada de música- se iba a dar cuenta que tenía enfrente suyo una persona con muchísimas facultades, que se dedica a pleno a la música, lo cual le da estos resultados tan fructíferos.
El público la aplaudió mucho, se ganó el respeto de todos. Y ella sobre el escenario mostró tener excelente buena onda!

Finalmente, a las nueve de la noche, después de haber esperado durante un intervalo de alrededor de 35 minutos, sube RICHIE KOTZEN con su combo al escenario.

La banda es simplemente un trío, donde KOTZEN se encarga -además de tocar la guitarra-, de cantar.
El estilo que interpretan es bien rockero, tocado con una gran técnica a pesar de que no sea música progresiva. Los clasificaría simplemente como un grupo de Hard Rock, que cuenta con excelentes solos de guitarra.

Para este momento el sonido se escuchaba más potente, por motivos obvios… siempre a la banda principal le suben las perillas… Se seguía apreciando todo totalmente nítido; afortunadamente no hubo problemas con esto. Las veces que he ido al Teatro Colegiales a ver bandas, siempre sonaron todos muy bien, me parece un muy buen lugar para asistir a conciertos.

El trío tocó alrededor de una hora y cuarenta minutos, muy buen tiempo para mi gusto, ni corto ni muy extenso. Sinceramente el estilo que hacen no es mi preferido, en lo personal me gusta el Hard Rock pero de otro tipo, quizás un Hard Rock un poco más intenso y menos americano. Pero esta gente sonó de maravilla! Realmente fue un concierto totalmente recomendable, los tres músicos son impecables, son graduados de conservatorio, con muchísimos conocimientos musicales. KOTZEN tiene una gran versatilidad con el instrumento, ejecutó solos al estilo del Metal Neoclásico, otros mas Heavys, y otros bien rockeros y más simples. Es admirable la capacidad para tocar de este virtuoso guitarrista.

En un momento, cargó su guitarra a sus espaldas y tocó con ella en esa posición haciendo ligados, un genio! Lo único no tan perfecto fué que en el primer momento que cambió la viola a esta posición, le erró en un par de notas y quedó un pequeño silencio, pero pasó un poco desapercibido, no fue algo muy notorio, tan solo un detalle.

Por otra parte, KOTZEN tiene buena voz, no diría que posee tantas cualidades para cantar como para tocar la guitarra, pero se las arregla para vocalizar muy bien, y sobre todo en la coordinación! Es muy difícil ser cantante y guitarrista al mismo tiempo cuando hay sólo una viola en la banda, porque se tiene que encargar de todo él solo… Si hubiese otra guitarra es otra cosa, por lo cual tiene más merito lo que hace KOTZEN, y lo que sorprende es que aún así, la agrupación sonó muy completa y llena, totalmente óptima. Parecía que había un músico más en el escenario, pero no… solo fueron ellos tres.

Hablando de sus músicos, me gustó mucho el baterista. Metía muy buenos pasajes y hacía combinaciones intrincadas y trabadas, y demostró que para tocar bien y ser técnico, no hace falta ser ultra veloz y abusar del uso del doble bombo. El bajo sonó perfecto también: no sólo que acompañaba, también se escuchaban buenas melodías y arreglos muy bien insertados.

Otro gran momento del concierto fué el solo de guitarra… muy bien tocado, donde KOTZEN nos muestra nuevamente sus facultades casi únicas. Fue tocado con la viola en limpio, sin distorsión, y con una base de bajo y batería lentas, aunque en algunas ocasiones metieron cambios de tiempo para romper las monotonías. Podemos calificar de excelente esta parte instrumental del concierto… se escuchó nada mas que calidad!

Si tendría que mencionar algo que no me haya convencido de este recital, fueron sólo dos cosas: Por un lado, la escasa -prácticamente nula- comunicación con el público, RICHIE habló solamente dos o tres veces con los presentes y siempre con cortas frases; de todas formas la banda no fue fría sobre el escenario, no tocaron sin ganas… el problema fue en la comunicación.
Y por otro lado, no hubo producción -ni las más mínima- sobre el escenario, absolutamente nada… quizás a otros no les interese este aspecto, pero particularmente yo prefiero a las bandas que suelen montar un buen show sobre el escenario, como lo puede hacer King Diamond… tan sólo por citar algún ejemplo.

Y para finalizar, quiero agregar la buena respuesta y respeto de los fans. También observé que en su mayoría eran gente de veinte años en adelante, casi no había adolescentes, como ocurre con muchos otros grupos de música pesada. Y la cantidad de fanáticos presentes, fue, más o menos, de unas 750 personas… muy buen número, esperaba quizás menos.

Por otra parte, la organización -en este caso la productora Volumen 4-, trabajó muy correctamente, como suele ocurrir. Nuestro agradecimiento para Gabriela Sisti y Ariel Vigo por facilitarnos siempre todo!

Comentó: Iván Ruocco, para OXIDO.-

IMPERIO presentó "Latidoamérica" en The Roxy Live Bar


Arribamos al lugar con grandes expectativas de lo que sería el nuevo álbum de IMPERIO en su retorno a los registros discográficos: "Latidoamérica".
Cerca de las 18.30 hs. ya había gente esperando para ingresar al Roxy, y a medida que iba pasando el tiempo, también iba aumentando la cantidad de gente; para ser un domingo a la tarde/noche, había mucho público, ansioso por entrar.

Alrededor de las 19.45 se abrieron las puertas y al unísono nos hacen entrega de los CDs de prensa, muy buen detalle de la producción del evento.
Una vez adentro nos encontramos con el DVD del año 2008 "Regreso Vivo", proyectándose en la pantalla del local. También pudimos ver al vocalista Christian Bertoncelli, quien nos saludó muy atentamente, con su hija repartiendo volantes de la presentacion del disco de su otra agrupación, Renacer (muy adorable la niña... Bertocelli hizo mención a "que le estaba enseñando el ambiente desde chica, así no se descarriaba y lo seguía al padre"... xD).
Posteriormente se procedió a una firma de autógrafos a los concurrentes al evento.

Alrededor de las 21.15 se abren los telones y pudimos ver a gente que estuvo en Malvinas, y a otros que perdieron a sus familiares en la fatídica guerra en el sur de nuestro territorio. Un hombre salió afirmando que "todo lo que sabemos de Malvinas son mentiras", y que ellos iban a contar la verdad. Aseguró que "los pibes no fueron a combatir porque estuvieran de acuerdo con la política del gobierno de facto, sino que íntimamente sintieron que lo hacían por la Patria, por el sentir Argentino, por reclamar algo que era nuestro". Otro interesante detalle, la presencia de estas personas en el recital. Despues se les agradeció a IMPERIO y a la producción, porque en el nuevo álbum ha sido incluído el tema "Sigilosa", que los músicos escribieron inspirados en el conflicto bélico.
Acto seguido se presentó un video con dicha canción, el cual mostraba fotos de los combatientes durante la guerra, sus cartas, las visitas de los familiares a las tumbas de sus seres queridos; un video que realmente nos llenó de emocion. Una vez que concluyó la proyección, surgieron aplausos y ovaciones, al clásico grito de "LAS MALVINAS SON ARGENTINAS!!!!".

Tras este significativo hecho, se abren nuevamente los telones para hacerse presente IMPERIO, abriendo su show con "Latidoamérica". Una vez finalizado el tema, Christian hizo una acotación acerca de que "es bueno hacer una presentación de un nuevo disco sin que nadie sepa las letras, porque así puedo equivocarme y nadie se da cuenta...".
A continuación presentaron "Tal Vez tu Latir" y "Miércoles de Cenizas". Bertoncelli -para levantar un poco al publico- dijo: "Los veo a todos muy quietos, porque nadie sabe los temas"... y ahí le acota el bajista Alejandro Manino: "Ni nosotros sabemos los temas!". Carcajadas de público y banda mediante, Bertoncelli pregunta "Qué tema quieren que hagamos, nuevo o viejo?". La respuesta de la concurrencia fué "Uno viejo!!"... el elegido fué "Maleficio", acompañado por un buen pogo, y de este modo creándose un ambiente mas cálido.

Posteriormente interpretaron "Las Musas de Ulises"; aquí Christian argumentó riéndose que "si no les gusta el disco no importa, porque ya lo compraron"; despues siguió "Para mi Gloria o mi Fracaso", donde los fans apoyaron con los típicos cantos "Olelé olalá, IMPERIO es lo más grande del Heavy nacional!!", acompañados por la bata del nuevo integrante Hernán Coronel. De éste les puedo mencionar que nos pareció muy polenta.

Continuaron con "La Ultima Arenga", y para poguear a morir, el clásico "Paz en la Tormenta", tema que nos hace sentir identificados a más de uno, vociferando algunos fanáticos hasta casi quedar sin voz. Acto seguido, otro clásico de la banda: "Será una Gran Victoria", con el estribillo también siendo cantado a full por todos, notándose a los músicos muy contentos, agradeciendo a los presentes.

Para finalizar esta presentación de "Latidoamérica" quedó "El Inmortal", otro título muy aplaudido, con el cual IMPERIO volvió a revalidar su romance con sus viejos y fieles fans de años atrás... Vaya nuestro aplauso para este buenísimo combo, quienes nos hicieron objeto de una cálida y muy agradable experiencia en esta noche de domingo.

Muchas gracias a Lucía Chiarenza, por su amabilidad y capacidad de siempre!

Comentó: Nitzi Fernández, para OXIDO.
Foto: Nitzi Fernández.-

domingo, 2 de mayo de 2010

MEGADETH en Estadio Luna Park, 28 de abril de 2010


Al hablar de MEGADETH en Argentina, lo primero que le viene a uno a la cabeza es la emoción que quedó plasmada en el DVD ‘That One Night: Live in Buenos Aires’, que según Dave Mustaine, es el mejor show de toda su carrera.
Algo parecido… o aún mejor, fue lo que alrededor de diez mil personas presenciamos el miércoles pasado en el Estadio Luna Park. Un show más que esperado, con entradas a un precio por demás elevado -demasiado, según mi criterio-. Y para darle un sabor aún más especial, la banda anunció que iban a tocar el aclamado disco ‘Rust in Peace’ entero.

Llegamos al Estadio Luna Park a eso de las 18.30 hs., teniendo pautada la apertura de puertas a las 19, y efectivamente así fue. Al llegar nos encontramos con alrededor de cinco cuadras de cola para ingresar al sector de campo, cosa poco usual si tenemos en cuenta que era un miércoles, pero ahí quedó demostrado que MEGADETH no es una banda más del montón.

Los invitados para entrar en calor eran Oconnor. Según el horario oficial, comenzarían su presentación a las 19.30, pero no lo hicieron hasta una hora y media más tarde, cuando se suponía que ya habría empezado el show de MEGADETH. Es más, cuando llegamos pensamos que nos habíamos perdido al combo de quien una vez fue la voz de la banda más importante del Metal argentino.
El set estuvo acorde al estilo de la agrupación que seguía… más pesado y rockero que lo que viene haciendo Oconnor últimamente. Además presentó a un nuevo guitarrista, en reemplazo de Fernando Cosenza, quien dejó la banda a principios de año.
A nivel general sonó bien, igual cabe destacar lo siguiente: Claudio fue escupido, abucheado, y le arrojaron alguna que otra botella del público; pero cuando cantó ‘Otro día para ser’ – clásico de Hermética- se armó un pogo increíble y lo despidieron como si hubiese dado el mejor show de su carrera… Me reservo mi opinión en este caso.

Alrededor de las 22 hs., dió comienzo lo que todos queríamos ver: al Colorado y compañía.
Tras una breve introducción aparece tras los parches Shawn Drover, luciendo una camiseta de la selección Argentina... luego Chris Broderick a la derecha del escenario; se hace esperar y aparece Dave Ellefson –quien regresó a la banda a principios de año- y luego aparece aquél a quien todos esperaban ver: David Scott Mustaine.
Se miraron fijamente entre ellos y comenzaron con el instrumental de su último álbum, ‘Endgame’, titulado ‘Dialectic Chaos’, seguido de ‘This Day We Fight’. Fue un comienzo arrasador. Acto seguido comenzó ‘In my Darkest Hour’, y los problemas de sonido fueron más que notables… Al finalizar sale Mustaine del escenario y vuelve con una guitarra modelo Flying V, con la tapa del "Rust in Peace" impresa; y tras unas breves palabras da inicio a lo que nos reunió ese día: el vigésimo aniversario de la aparición de este mítico CD de MEGADETH, en el que debutó su formación más gloriosa.
Este segmento del show fue increíble, tal cual es el disco. Broderick cumplió con creces, y Ellefson llenó un vacío; ver ‘Lucretia’, ‘Five Magics’, ‘Poison Was the Cure’ y ‘Polaris’, entre otros temas que uno no habría pensado ver nunca en vivo, hicieron de éste, un show especial.

Una vez finalizado el set del CD llegaron los clásicos obligados y dos temas de su último trabajo: ‘The Right to go Insane’ (que curiosamente fue presentado por Dave Ellefson) y ‘Head Crusher’, al que el Colorado intentó meter un coro de parte de la gente y lo logró!
Después vinieron ‘A Tout le Monde’, con su segmento de bombos y público; y la coreada mundialmente ‘Symphony of Destruction’, que fue sin duda una de las que mejor respuesta generaron en el público.

Para los bises llegó Mustaine a torso desnudo, luciendo un cinturón de balas, y arrancó con ‘Trust’ -a la que no le faltó su estrofa en español-; y para el final dejaron ‘Peace Sells’. A modo de yapa, cuanto terminó ‘Peace Sells’ volvieron a hacer una parte de ‘Holy Wars’, y ahí realmente finalizó el show... un show que nos dejó a todos contentos porque MEGADETH volvió y cumplió.

Hubo un par de sucesos que impidieron que fuera una noche perfecta: el sonido fue malo, simplemente malo. La voz se escuchaba de fondo, y como abrieron con un instrumental que era puro solo y duelo de violas, se notaba que todavía estaban ajustando el sonido.

La demora de ambas bandas también fue algo que impacientó a los presentes en el estadio, teniendo en cuenta que era un día de semana y muchos trabajaban o estudiaban temprano al día siguiente.

Y por último, pero no menos importante: la organización fue desastrosa.
Más allá del sonido, durante "Hangar 18", desde el costado del escenario se subió una persona de unos veinte años y agarró a Mustaine. Cuando vió al personal de seguridad, se tiró hacia el campo, y eso no le gustó nada al Colorado. Apenas terminaron el tema se fueron por diez minutos. Dijeron que fue para solucionar unos problemas... Si bien se dijo que fue por el sonido, parece que en realidad fue para retar a los de seguridad.
Las entradas parecían ‘Subtepass’... extremadamente frágiles, y se doblaban un poquito y ya dejaban de ser válidas. Vi mucha gente quedarse afuera con entradas originales. Si a alguien le pasó esto y está leyendo esta cobertura, sepan que se puede hacer algo: llamen a Defensa del Consumidor y reclamen por sus derechos! Por lo menos recuperan el valor de las entradas! Y de la maffia de la reventa, mejor ni hablo… solo digo que se vieron muchos barrabravas de River y personal de seguridad involucrado.

En fin, fué un evento increíble, fué el recital de la gente...
y Colorado: ojalá que vuelvas cien mil veces más!

Comentó: Gustavo Salinas, para OXIDO.-

Traductor